Cuando no saben que hacer con los limones.

Haz tu limonada.

Vas a la fiesta de alguien que realmente no conoces, así que no hay nadie con quién hablar, bailar, hasta simplemente pararte al lado pretendiendo que están haciendo algo interesante juntos, pero piensas: “ya hasta el gato está harto de mi, es hora de salir”.

Después de estar las primeras 3 horas pegada a la pared, pretendiendo mandarle mensajes de whatsapp -a quién sabe quién, porque todos tus amigos son tan aburridos como tú y a las 10 de la noche ya están viajando con Morfeo y su unicornio de color arena- decides ir por un trago más, como si esa bebida espirituosa viene con milagros incluidos y mágicamente te conviertes en el alma de la fiesta, luchas contra el saca corcho, porque claro tienes que ser la intelectual que se está tomando un Cabernet Sauvignon en el triste vaso rojo de plástico y justo cuando empiezas a verterlo oyes: “¿Vino? ¿en una fiesta cómo esta?” y tu mente explota de la nada QUÉ HIJIW/()&·”(&”$(&”)(/·()”)/(&$&(/Y&/E”/&%! %$”%!·” pero te controlas y te volteas, solo para encontrarte los más maravillosos ojos verdes que has visto hasta ahora y en todo este viaje de emociones no te das cuenta que nunca dejaste de verter el vino.

giphy (1)

Este maravilloso espécimen de ojos con colores que solo deben existir en anillos de compromiso, corre como Superman por su Lois Lane a tu rescate y te aparta de lo que seguramente iba a ser el fin de tu única camisa “para salir” y tu sigues ahí tipo cuando Lisa Simpson ve una biblioteca llena de nuevos libros -PENDEJA DESPIERTA- long story short, terminas dándole tu número a esa imposible -quierotenersushijosperoestácasoconunángeldevictoriasecret- persona.

#WRONG! a los días te escribe y empiezan esas mariposas que parecen más como si alguien jugara Mario Bros con tus entrañas, deciden salir un día, un sábado, viernes, martes ¿a quién realmente le importa? y viene por ti a tu casa. Cuando sales te das cuenta que el también tenía a su propio Mario Bros, hasta le pidió el Mercedes al viejo solo para esa noche, te montas en esta carroza en tu mente y te pregunta ¿a dónde vamos?

giphy

No entiendo, no comprendo, mi mente no llega hasta ahí, cada vez que te invitan a salir y te preguntan ¿a dónde vamos? motherfucker y tu abuela si se supone que ya tuviste las pelotas de invitar a salir, de verbalizar el hecho que ves algo diferente en mi que cualquier otra persona, también ármate de ovarios y planea la noche, el lugar, la cena, las cervezas, el helado en el parque, lo que sea. CRÉANME no ha nada más bonito que ver que te tomaste el tiempo para más cosas que solo decir “sal conmigo”, amamos a las personas que tienen demasiados planes, que se ven que aprovechan cada instante, ya sea contigo o sin ti.

Así que ya saben, si puedes decir “vamos a salir” aprende a decir también “vamos para allá”, dale play a la licuadora que la limonada sale como sale.

¿Les ha pasado? Cuénteme sus citas, amores y desamores, turns of and turns on, aquí estamos para verlos a todos.

-LL

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s